Generalidades de las Fuerzas de Tierra
 

Las Fuerza de Tierra es el componente mayoritario del Ejército de Guatemala. Está integrada por un conjunto de unidades creadas jurídicamente, que mediante el uso de los recursos con que está dotada sirve para conducir la defensa de la Nación.
Debe ajustarse a ciertas normas de conducta, trato, funcionamiento y protocolo, con variantes más o menos circunstanciales y con las modificaciones y cambios que van imponiendo las nuevas tendencias, medios de transporte y los nuevos modos de vida que revolucionan cada época y cada nación.

En el desempeño de sus funciones adapta su organización, medios y adiestramientos a un despliegue y una actuación adecuada a la división territorial vigente en tiempo de paz. Mantiene estrecho enlace y relación con autoridades y organizaciones civiles con las que comparte la responsabilidad de contribuir a la resolución de diversos problemas que afectan el cumplimiento de su misión.

MISIÓN

Su misión fundamental es la preservación de la integridad territorial, la disuasión terrestre, la organización para la defensa militar de la Nación, así como la estructuración de los recursos humanos, territoriales, económicos y materiales que el estado le asigne.

En tiempo de paz dedicará su esfuerzo principal a la educación, entrenamiento, apresto estratégico, operaciones de mantenimiento de la paz y realización de misiones de apoyo humanitario, interna y externamente. En tiempo de guerra se empleará bajo un comando unificado dentro de una estrategia de defensa, dependiendo de la naturaleza de la amenaza u oponente, sin perder de vista los factores de ubicación, tiempo, espacio y avance tecnológico.

La misión del componente terrestre del Ejército de Guatemala también comprende organizar, adiestrar y equipar las fuerzas necesarias para reaccionar eficazmente y desarrollar operaciones militares de cualquier naturaleza (integridad territorial, disuasión y defensa militar terrestre) que la autoridad superior le ordene.

Ref. Manual de Doctrina del Ejército de Guatemala, Edición 2,004.