Comando Naval del Caribe



El Capitán de Navío DEMN
MARIO ARTEMIO VELIZ LOPEZ
Comandante del Comando Naval del Caribe

En nombre de la tripulación del Comando Naval del Caribe que hoy me honro en comandar, me permito dirigirme a ustedes, para manifestarles que los hombres de mar de este Comando Naval, donde tuviera su génesis la Marina de la Defensa Nacional, nos mantenemos con la fe inquebrantable de que con la ayuda de Dios nuestro señor vamos a continuar con ahínco, el cumplimiento de la misión que nos fue encomendada, de "garantizar la soberanía nacional, velar por la seguridad de los guatemaltecos y hacer cumplir dentro de nuestra competencia, las leyes en el Mar Territorial, Zona contigua, Zona Económica Exclusiva, aguas interiores, ríos y lagos navegables del litoral Caribe de la República, asimismo estar preparados para conjuntamente con las fuerzas de Tierra y Aire, asegurar la Defensa Nacional ante cualquier amenaza".

Continuamente nuestras unidades de superficie navegan en disuasión de las amenazas contra el Estado tales como el narcotráfico, tráfico de personas, depredación de los recursos nacionales, incursión de naves extranjeras, Piratería, terrorismo, amenazas a infraestructura portuaria crítica, control de vedas de pesca y la violación a las leyes aplicables en el medio marino en general, pero principalmente garantizando la seguridad de la vida humana en los espacios acuáticos, realizando actividades de ayuda humanitaria, protección del ambiente marino y apoyando con nuestros medios navales a otras instituciones del Estado, todo en busca del desarrollo y el bien común de los integrantes de nuestra nación, que es a quienes nos debemos.

Sigamos adelante construyendo una gran nación, Guatemala está cambiando, seamos parte de ese cambio, haciendo lo que nos corresponde hacer con integridad y poniendo de manifiesto los valores que nos caracterizan como sociedad, con voluntad y la ayuda de Dios seguiremos singladura tras singladura ese derrotero que nos hará arribar a puerto seguro, que es la consecución de los objetivos permanentes del país.

Pido a Dios que me de mano firme para sostener el timón, que nos ayude a capear los temporales, que no permita guiñadas en nuestro curso y para todos ustedes siempre les brinde viento en popa y buena mar!