Comandancia de la Fuerza Aérea Guatemalteca
 




General de Brigada
TIMO HERNANDEZ DUARTE
Comandante de la Fuerza Aérea Guatemalteca




En el proceso de evolución y desarrollo de la aviación, especialmente la aviación guatemalteca, hoy, con gran satisfacción de quienes honrosamente y por entrañable vocación engrosan las filas de la gloriosa Fuerza Aérea Guatemalteca, se envía un fraternal saludo.

La Fuerza Aérea Guatemalteca, como símbolo de las alas que surcan los cielos de Guatemala, ha evolucionado a través de su historia, y en cada página de la misma han quedado escritos, en tinta y en el firmamento, heroicos capítulos llenos de aventura, gloria, tristeza, satisfacción, pero sobre todo, ese sentimiento del deber cumplido.

Cabe resaltar que el accionar, dentro del acontecer histórico, se ha enmarcado en los preceptos constitucionales, respetando las leyes del país y sobre todo apoyando a la población cuando así ha sido necesario. El trabajo y la responsabilidad como militares han sido fundamentales, fortaleciendo la estructura social de la nación.

La Fuerza Aérea Guatemalteca ha sustentado su doctrina y principios en enfrentar los desafíos del futuro, actuando ante las amenazas, cuyo efecto se presenta sobre la nación y el mundo entero.

Las misiones en tiempo de paz van desde la cooperación a entidades estatales y privadas, a entidades que velan por el ecosistema y la biósfera maya, así como a integrantes de las distintas comisiones de prevención de desastres, apoyo en el combate de incendios forestales, apoyo a las operaciones de combate al narcotráfico, evacuación de enfermos, abastecimiento de equipos diversos y suministros a áreas de difícil acceso.

La capacidad humana del personal que conforma la Fuerza Aérea Guatemalteca ha quedado demostrada en épicas jornadas, al asistir y volar a lugares inhóspitos e inaccesibles, para apoyar y llevar alivio a poblaciones que son víctimas de desastres naturales o desastres provocados por las manos del hombre. Mediante estas misiones humanitarias, en apoyo a hermanos guatemaltecos, se proyectan hacia la sociedad dos de las grandes características de la aviación: la flexibilidad y la capacidad de desplazamiento inmediato.

La historia no se ha escrito fácilmente, es por ello que a lo largo de la misma el desarrollo ha sido con paso firme, paciencia, seguridad y eficacia; los distintos obstáculos que se han presentado han sido superados progresivamente, hasta alcanzar el nivel de la aviación nacional actual y en cada una de esas etapas han quedado hitos de gloria y ejemplos sobresalientes de la dedicación al engrandecimiento de la Fuerza de Aire, y por ende del Ejército de Guatemala.

Para finalizar, mi gratitud al Supremo Creador por permitirme el privilegio de comandar a la Fuerza Aérea Guatemalteca, siendo una oportunidad de servir a la sociedad de este país, invocando su bondad y protección, para los hombres y mujeres, soldados del aire, que la integran, tanto en su vida personal, como en sus actividades de trabajo.

A ustedes mi renovado agradecimiento por haber visitado esta página web, que Dios los bendiga y como un soldado del aire: "Buen vuelo"

Muchas gracias.