Brigada de Paracaidistas
"General Felipe Cruz"




General de Brigada
LUIS ALBERTO MORALES PÉREZ
Comandante de la Brigada de Paracaidistas
"General Felipe Cruz"

Como Comandante de la Brigada de Paracaidistas, es un honor dirigirme a ustedes a través de esta página, agradeciendo a DIOS nuestro creador y al mando del Glorioso Ejército de Guatemala, por darme la oportunidad de comandar una de sus más prestigiosas unidades.

Aprovecho la ocasión para hacer llegar un cordial saludo a todos los visitantes de esta página y a todo el personal que conforma el Ejército de Guatemala, en nombre de todo el personal de Oficiales, Sargentos Mayores, Especialistas y Paracaidistas que integran esta gloriosa Brigada, cuna de los Hombres y Mujeres de valor, determinación y coraje.

Ser paracaidista es un honor y una digna responsabilidad, que envuelve el compromiso de defender y proteger lo más preciado de la nación: las personas, por lo que aprovecho la oportunidad de reafirmar que esta brigada está a la orden para apoyar en cualquier punto cardinal de la república, donde la patria lo demande con el objeto de influir decididamente en el resultado de la situación.

A lo largo del tiempo, quienes han conformado la Brigada de Paracaidistas han mantenido la mística, los ideales, los valores y los principios que hacen de esta una unidad estratégica del Ejército de Guatemala, la mejor.

Es por ello que me siento muy honrado de ser el Comandante de los Paracaidistas de hoy, agradeciendo al Alto Mando del Ejército por la confianza depositada en mí, renovando mi compromiso de ejercer un liderazgo militar creativo, proactivo y responsable, para coadyuvar en la construcción de las condiciones de gobernabilidad que permitan el desarrollo integral de los ciudadanos.

Esta unidad se entrena ardua, metódica y constantemente, para mantener un estado de apresto ideal para conducir operaciones bélicas, no bélicas, de cooperación integral y de ayuda humanitaria en un tiempo mínimo de reacción, por ser la reserva estratégica a disposición del Mando del Ejército. Con la capacidad de ser empleados tanto en el territorio nacional como en el extranjero, siendo parte del XVIII Contingente próximo a ser desplegado a la República Democrática del Congo, donde nos representaran 68 paracaidistas entre oficiales y tropa, contribuyendo a la paz mundial.

Finalmente, en nombre de todos los hombres y mujeres que conformamos la hermandad de la seda, quiero reiterar nuestro compromiso por preservar la mística, espíritu de cuerpo y tradiciones de los paracaidistas, lo cual nos ha permitido coadyuvar eficientemente en la seguridad y desarrollo del país.